¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

sábado, 30 de abril de 2016

Pieza del mes en el Museo de La Alhambra: Paños de arco ciego del mirador del Generalife

Esta pieza de época de Mohammed II o Mohammed III
fue ocultada en época de Ismail I tras la victoria
en la batalla de la Vega y se encontraba en el
mirador oeste del Generalife


Hacía tiempo que no asistía a una explicación de "la pieza del mes" en el Museo de La Alhambra. Hoy era el último día para poder conocer la pieza del mes de Abril: un paño de arco ciego del Generalife. La detallada e interesante explicación, por parte de Juana Biedma, ha comenzado con una introducción sobre la utilización del yeso en la historia.

El yeso es un material compuesto por sulfato de calcio dihidratado (con dos moléculas de agua).

Ya en el Antiguo Egipto era utilizado para unir bloques de piedra a modo de mortero, mientras que en el Neolítico se aplica en la decoración cerámica.

Vaso campaniforme hallado en Ciempozuelos,
con incisiones en yeso

En época griega, Herodoto escribe que es usado en las preparaciones mortuorias y los romanos lo introdujeron en la península Ibérica, aunque en Al-Andalus llega por Túnez la técnica propia de los Omeyas, aplicado en la decoración de paredes desde el sur, en Córdoba  (Medina Azahara por ejemplo) hasta Zaragoza (Palacio de La Aljafería).

En el Reino nazarí de Granada, las principales fuentes de yeso se encontraban en Había La Grande, donde se extraían para posteriormente cocerlo durante tres días A 180° C y después molerlo. Con la hidratación, el trabajo se tiene que hacer rápidamente porque fragua rápidamente. Por ese motivo se trabajaba por etapas "in situ" sobre el muro.

El tipo de yeso utilizado es yeso de alabastro de gran pureza; el polvo del yeso se hidrata para poder moldearlo. En la Alhambra se encuentran dos tipos: yeso blanco y yeso negro, cuya diferencia no está en el color sino en la pureza. El yeso blanco es el más utilizado dejando el negro para detalles por su peor calidad.

Ramón Rubio Domenech, Jefe de Yeserías de La Alhambra, ha realizado un estudio profundo sobre la técnica utilizada por los artistas nazaríes. Los nazaríes utilizaban la técnica del molde por lo que creaban primero una "pieza madre" sobre la que se imprimía un molde de arcilla húmeda,  yeso y paja húmeda para conseguir un molde. Pero ese molde era frágil y tenían que crearse varias de ellos.

Las planchas de yeso se sujetaban sobre las paredes lisas con tantos de arcilla (tacos de arcilla) en los que se quedaba un hueco sobre el que se vertía yeso para que quedara adherido.

Por el uso del molde de arcilla roja por lo que se daba luego una capa de enlucido blanco y sobre él se daba color con la técnica del Temple (mezcla de pigmentos y huevo) utilizando colores tales como lapislázuli -procedente de Afganistán y que en la Edad Media era más costoso que el oro-, malaquita para obtener el verde, carbón y rojo almagro.


lunes, 4 de abril de 2016

Aparece por sorpresa una torre de la muralla islámica de Málaga en la calle Cárcer

Los arqueólogos de la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas han localizado adosada a la muralla islámica medieval (siglos XIII-XIV) parte de una torre perteneciente a ese perímetro de cierre de la zona norte que defendía la medina.



Según indica la arqueóloga Ana Espinar, no se tenía constancia de este vestigio defensivo de cal y canto reforzado con ladrillo. Parece ser que esa esquina reforzada correspondería a una reparación posterior, ya de época moderna.

En esta intervención, coordinada por el departamento de arqueología de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento, ha aflorado concretamente un tramo de dos metros de ancho de la muralla nazarí, en “buen estado de conservación”, aunque afectada por las canalizaciones que se colocaron a mediados del siglo XX.



Y es que esta excavación ha sacado a la luz toda la infraestructura defensiva de la Málaga islámica. Así, los arqueólogos también han hallado vestigios de la denominada barbacana o antemuralla de tapial con cajones de tierra prensada y reforzada en la cara exterior por mampuestos.

Entre la barbacana y la muralla se ha descubierto el llamado Paso de Ronda, por donde transitaban los soldados.



A finales del siglo XVIII, el foso de la muralla  se cubrió y se construyó un colector para canalizar las aguas residuales y fluviales de la capital, porque se permitió por aquel entonces adosar las viviendas a la muralla. En estos trabajos arqueológicos también han encontrado un tramo de este colector que rodea Málaga. Está compuesto por una bóveda de ladrillo y mortero de cal y arena, una obra de ingeniería hidráulica bien construida que sigue todavía en funcionamiento.
Los vestigios han sido protegidos de forma adecuada con geotextil y grava.

domingo, 3 de abril de 2016

Museo Arqueológico Nacional (Madrid): capa y bonete del Infante Don Felipe

En el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, se conservan expuestos la capa y el bonete que pertenecieron a las vestiduras funerarias del Infante don Felipe (1231-1274). Don Felipe era hijo de Fernando III el Santo y Doña Beatriz de Suabia y hermano de Alfonso X el Sabio. 

El bonete está decorado con cuadrifolias y motivos heráldicos
de castillos y águilas repetidos con ritmo mudéjar
Las aguilas imperiales aluden
a su madre, perteneciente a
la nobleza alemana
La capa es una de las piezas de indumentaria más representativas del siglo XIII, obra nazarí decorada con motivos de lacería, rematada con bandas ornamentales epigráficas con la inscripción baraka (bendición), en caracteres cúficos.

Capa elaborada con seda e hilos de oro en el siglo XIII
perteneciente al Infante don Felipe, enterrado en la Iglesia
templaria de Santa María la Blanca (Villalcázar de Sirga, Palencia)

Detalle de la epigrafía baraka en caracteres cúficos
El Infante don Felipe estuvo en el reino de Granada, invitado por Mohammed I y alojados en el Alcazar del Genil. El Infante de Castilla se refugió en el reino vecino durante la revuelta nobiliaria de 1272, después de haber firmado un acuerdo con el monarca nazarí en Sabiote, en el que los nobles firmantes se comprometieron con el soberano granadino a prestarse ayuda mutuamente contra Alfonso X el Sabio, hasta que el monarca castellano-leonés accediera a sus demandas. Por estas relaciones no es extraño que se hiciese enterrar con tejidos tan lujosos granadinos.

Sepulcros del Infante Don Felipe y Doña Inés de Guevara y Cisneros
en la Iglesia de Santa Marí la Blanca de Villalcázar de Sirga (Palencia)

sábado, 2 de abril de 2016

Museo de Almería: sección nazarí

Vitrina de exposición de las piezas nazaríes en el Museo de Almería
En el Museo de Almería hay un espacio reservado a piezas pertenecientes al pasado nazarí de la ciudad. Almería perdió su floreciente pasado económico y demográfico de época califal. En la época nazarí, las principales ciudades musulmanas son Granada, la capital del reino gobernado desde la Alhambra por los reyes nazaríes, y Málaga que sustituye a Almería como principal centro económico.

Ni la situación fronteriza de Almería con Murcia, ni las fracasadas campañas de conquista (1309) dirigidas por Jaime II, rey de Aragón, facilitarán tal recuperación. Mucho menos lo hará la gran epidemia de peste negra que, a mitad del siglo XIV, terminó por diezmar la población.



Almería no permanece ajena a las corrientes
culturales y económicas de la época nazarí
como lo demuestran las innovaciones en el
ajuar, los grandes contenedores de cerámica
estampillada y la utilización de candiles de
pie alto, surgidos ya en época almohade
Las producciones cerámicas más características son las decoradas con azul cobalto, así como los grandes "jarrones de la Alhambra", elaborados en loza dorada. Gracias a estas creaciones, el minúsculo reino nazarí ganará cumplida fama por toda la cuenca mediterránea. También de esta época es un pequeño tesoro de monedas de plata, encontrado oculto en el camino de Rioja a Pechina. Este hallazgo nos demuestra el uso común de la moneda en los medios rurales, y su vinculación al comercio de la ciudad.

Tesorillo de Darahim de plata encontrado
en el camino de Rioja a Pechina (Almería)

Pero la crisis económica y social persiste, e incluso se acentúa de forma progresiva durante todo el siglo XV hasta que, finalmente, la ciudad es conquistada por los Reyes Católicos en el año 1489.

Vajilla nazarí procedente de la Alcazaba de Almería
Pabellón dedicado a la cultura islámica medieval en la ciudad de Almería

Entrada al Museo de Almería