Arrayán (Myrtus communis L.)

En Madrid se conserva un ejemplo de
arrayán en los jardines del Museo
del pintos Joaquín Sorolla
El arrayán o mirto es una especie procedente de la región mediterránea y suroeste de Europa, cultivado desde época romana. Su nombre genérico procede del griego "myrtos" que deriva de la voz "myron" (perfume) ya que es una planta muy aromática o del árabe al-rayhan o "el aromático".

Es una planta muy aromática al frotar sus hojas, cultivándose mediante semilla o por esqueje, una planta muy utilizada a lo largo de la historia de la jardinería, principalmente como seto y para hacer molduras por su facilidad de poda, especialmente las variedades de hoja pequeña. Tanto su tallo como las hojas se emplean para curtir cuero por su alto contenido en taninos, además de su aplicación medicinal como antiséptico, anticatarral, astringente y en la higiene bien como desodorante o añadiendo sus hojas en el agua del baño para lavarse y fortaleces el cabello.

Esta planta da nombre al famoso patio
de los Arrayanes, donde en la actualidad
es la única especie presente, formando
dos amplios setos a ambos lados de la
alberca central

Sin embargo, además de esta especie que se describe, en La Alhambra existen otras variedades de arrayán de hoja pequeña, menor de 2,5 cm, que son más compactas (como Myrtos communis de la subespecie tarentina). También existe, y se conoce su existencia en La Alhambra desde los siglos XVI y XVII, una variedad de hoja grande, el llamado arrayán morisco (conocido como Myrtos communis de la subespecie baetica), algunos de sus ejemplares son muy antiguos que llegan a una altura de 4 metros y muy ramificados

Este es el ejemplo más
antiguo que se conserva
en La Alhambra de un
arbusto de arrayán
El arrayán florece a mediados de junio hasta mediados de agosto, dando el fruto de una baya elipsoidal de color negro azulado, coronado por los lóbulos del cáliz persistente de la flor blanca, de entre 1 y 2 centímetros de diámetro, solitarias en la axila de las hojas, sobre delgados pedúnculos de unos 2 centímetros de longitud y con numerosos estambres en disposición semiesférica.

Las hojas del arrayán morisco son más
grandes que las del arrayán común

Comentarios

Entradas populares