¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

martes, 15 de octubre de 2013

Es-Saheli

Granadino nazarí que pertenece a la cultura universal, Abu Haq Es Saheli nació en la ciudad nazarí de Granada en 1290, en el seno de una familia repartida entre esta ciudad y Málaga. Su bisabuelo materno, conocido como "el enturbantado" en Málaga fue un erudito sufí que es escribió la obra titulada Asraf al-masalik. Su padre ocupó importantes cargos de la administración del Estado como alamín del gremio de perfumeros de la Alcaicería e iniciado en leyes. Pero su padre abandonó a la familia para volver a casarse con la hija de un hombre influyente llamado Osmán, visir del rey nazarí Nasr, destituido por Ismail I.

Es-Sahili, tras ser ayudante en una notaría de la Alcaicería, alcanzó un puesto como secretario de la Chancillería de La Alhambra. Pero Es-Sahili se granjeó también enemigos; un personaje celoso de las relaciones que Es-Sahili mantenía con un efebo de la ciudad llamado Abdalá, intrigó contra el nuevo suegro de su padre, quien cayó en desgracia como resultado de las intrigas palatinas, por lo que Es Saheli acogió en su casa a la nueva familia de su progenitor.

Debido a su vida disipada, tuvo problemas con los alumas y se vió obligado a huir desde Almuñecar (al-Munakkab) a El Cairo, acompañado por Jawdar, el hijo ilegítimo del notario que le dió su primer trabajo. Allí se vió favorecido por la protección del rico mercader Al Kuwayk y desde allí emprendió una peregrinación a La Meca.

Fue entonces cuando conoció al emperador de Malí, Mansa Musa, quien era considerado el gobernante más rico de su tiempo y controlando el precio del oro en el Mediterráneo, a quien acompañó a su reino en 1324, un estado también islámico. Allí trabajó como alarife, contruyendo entre otros edificios, el Palacio Real Madugu y la Mezquita de Djingareyber, la primera mezquita de Tombuctú, y por la que cobró 170 kilos de oro. Hoy en día, dicha mezquita esta inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad, por su singularidad, construida en tierra y materiales orgánicos tales como fibras, madera y paja.

Mansa I, rey de Mali según un
cartografo del siglo XIV

Como embajador de su país de adopción llegó a Fez en 1337, en misión de paz. Moriría en Tombuctú en 1346, descansando sus restos en la misma mezquita que construyó y por la que hoy en día es considerado padre del "arte sudanés" que posteriormente influiría en Gaudí y Miquel Barceló.

En el siglo XVIII, Ali-Gao, hijo de Mahmud Kati III, realizó la primera antología de versos del granadino, e indicó que descendía del poeta Es-Saheli, ya que su bisabuelo Mahmud Kati II se había casado con Miriam Es-Sahili, manteniendo los Kati hasta hoy día su memoria como descendientes directos.

En el año 2008, Manuel Pimentel escribió sobre él el libro titulado "El arquitecto de Tombuctú y hoy, entre las 17.00 y 21.00 horas, se homenajeará la figura de Es-Saheli en el Salón de actos del Palacio de Carlos V de La Alhambra, a través de un concierto, lectura de sus poemas y una mesa redonda, antesala de la programación de la Noche en Blanco prevista el próximo 19 de octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario