¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

sábado, 31 de enero de 2015

Juegos de mesa en la Granada nazarí

Tableros de ajedrez como este actual de taracea
que perteneció a mi padre, fueron utilizados por
los nazaríes de Granada

En tardes de lluvia como las de hoy los juegos de mesa se convierten en un buen pasatiempo. Por eso se me ha ocurrido escribir un post sobre los juegos de mesa que utilizaban en el Reino de Granada durante el medievo nazarí.

Originarios del oriente musulmán, varios juegos de tablas llegaron a la Península Ibérica en el siglo IX y desde Al-Ándalus se transmitieron rápidamente a la Europa cristiana, donde fueron adoptados en ambientes cultos. Uno de estos juegos fue el ajedrez o shitranch, un entretenimiento de mesa de carácter intelectual llegado desde Persia, aunque los historiadores consideran que su auténtico origen se encuentra en la India donde se conocía como "chaturanga" (que en sánscrito o hindi significa cuatripartito por las cuatro fuerzas que lo componen: elefantes, caballos, carros y soldados de infantería) y que llegó a Persia como un regalo diplomático que el rey hindú Devasarma hizo al monarca persa Krusro-i-Anushakruban, expandiéndose su uso entre otras cortes islámicas hasta llegar a los monarcas cristianos que veían en su ejecución un carácter instructivo al recrear tácticas de batalla.

Juego actual de backgammon en taracea

El actual "backgammon" también llegó a la Península desde Persia a través de los musulmanes, que lo conocían como nard aunque ya era utilizado por los romanos en el siglo I con el nombre de "alea" o "tabula". Este juego dependía en gran medida del azar que proporcionaban los dados.

El "Libro de los juegos", concluido en Sevilla en 1283 y promovido con el rey castellano Alfonso X "el sabio", manifiesta el auge que llegó a alcanzar este pasatiempo en la corte de Castilla, manteniéndose el entusiasmo por el mismo en época de los Reyes Católicos y de su hija Juana I. Este libro recoge el reglamento y variantes de ambos juegos.

Los tableros portátiles combinaban a menudo el ajedrez y el "backgammon" en cada una de sus caras como muestra la lujosa pieza nazarí que actualmente se conserva en el Museo de La Alhambra. Esta pieza fue hallada en un convento castellano y es el único ejemplo que ha llegado hasta la actualidad, decorado con labor de taracea. En uno de los lados hay una placa hexagonal de la que pende una argolla, probablemente para ser colgado o para suspender la bolsa donde se guardaban las fichas, como aparece en algunas miniaturas del citado "Libro de los juegos".
Este es el tablero conservado en el Museo de La Alhambra:
la cara reservada al ajedrez presenta un damero en madera
de nogal con incrustaciones de abedul con dos espacios
para albergar las piezas y por la otra (la imagen) la tabla de nard

Esta es la imagen del tablero de ajedrez donde se
ve la argolla en la que se ataría la bolsa con las piezas
Las piezas que han sido encontradas en diferentes lugares (Córdoba, Ceuta, Mallorca, Vale do Boto, el Castillejo, etc) nos demuestran la difusión que venimos hablando que tuvo el ajedrez, así como por las miniaturas de Alfonso X, donde árabes, cortesanos cristianos, mujeres, niños y farmacéuticos entre otros juegan al ajedrez. Todas las piezas talladas en hueso natural encontradas muestran una forma similar, todas huecas, diferenciándose por pequeños elementos decorativos incisos.

Esta pieza de ajedrez es anterior a 1319,
fecha en que la alcazaba de Tíscar (Jaén)
fue tomada por D. Pedro, tío y regente de
Alfonso XI -apareció entre los
restos de una casa musulmana-

Existe una curiosa historia sobre el ajedrez y es que durante el encarcelamiento de Yusuf III en la alcazaba de Salobreña, el heredero pidió terminar la partida que tenía comenzada con el alcaide de la fortaleza antes de ser ejecutado, lo que permitió prolongar su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario