¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

sábado, 29 de abril de 2017

Linaje de los Comixa

El linaje de los Comixa es destacado desde antiguo en la historia del reino nazarí de Granada. Uno de los ascendientes de los Comixa había sido arráez del distrito de Vera hacia el año 1316, y uno de sus hijos fue embajador del rey Yusuf I en la corte de Murcia. Otro de los antepasados de este noble linaje acompañó a Muhammed V en su destierro africano y fue nombrado visir a su regreso al trono nazarí. 

Pero si duda Yusuf ben Comixa fue el personaje más destacado de la dinastía familiar al convertirse en alguacil mayor de Granada durante el reinado del último emir, Mohammed XII "Boabdil" y participar en las negociaciones con los representantes de los monarcas Isabel de Castilla y Fernando de Aragón de las Capitulaciones para la entrega de Granada junto con el visir Abú l-Qasim el-Muleh.

Yusuf ben Comixa tuvo dos hijos varones, Ibrahim y Mohammed, así como una hija que contrajo matrimonio en Laujar de Andarax en el verano de 1492 tras la entrega de Granada a los monarcas cristianos que otorgaron beneficiosas y generosas dádivas por su participación en los pactos otorgados.

Por indicación de Hernando de Zafra, secretario de los reyes cristianos, Yusuf viajó a Barcelona como cabeza de una legación para entrevistarse con los Reyes Católicos que se encontraban allí negociando con Francia la devolución del Rosellón y la isla de Cerdeña y donde también recibieron al almirante Colón a su regreso del primer viaje a las Indias. A cambio de una buena gratificación por sus servicios por parte de los cristianos pero sin rango, ni autorización del depuesto rey Boabdil, vendió todos los bienes inmuebles pertenecientes a la familia real granadina que se encontraba confinada en Laujar de Andarax como señores de la comarca. El objetivo de los monarcas cristianos era conseguir el exilio definitivo del territorio peninsular del destronado nazarí.

Al igual que Boabdil marchó a Marruecos tras esta última traición, Yusuf ben Comixa emigró en octubre de 1493 al reino de Bugía (actualmente en territorio de Argelia). Su hijo primogénito Ibrahim, que durante años se confundió su figura con la de su padre, se convirtió al cristianismo poco después de la entrada de los Reyes Carólicos a Granada. Su bautizo, tras el que tomó el nombre de Juan de Granada, sirvió de ejemplo para el resto de sus compatriotas, lo que le valió para recibir el título de hidalguía con armas, así como bienes inmuebles y monetarios de importante cuantía. Poco después volvió a recibir nuevos presentes y atenciones de los monarcas al solicitar permiso para ingresar en la orden franciscana.

Esta lápida, en el Palacio de los Infantes, actual Parador
de La Alhambra y antiguo convento de San Francisco,
recuerda el lugar donde fue enterrada la reina Isabel I

Sin embargo, años después Juan de Granada huyó al norte de África, llegando a Bugía con habitos cristianos y convirtiéndose de nuevo al Islam y recuperando el nombre Ibrahim Comixa. En Bugía, el sultán del reino le otorgó obsequios y la tenencia (cargo hacendístico) de la ciudad de Argel, aunque se ignora si se reencontró con su padre o algún miembro de su familia allí exiliada.

En 1510, el reino de Bugía fue conquistado e incorporado al Imperio Español para impedir que sirviera de refugio de piratas musulmanes y frenar los ataques berberiscos a las costas peninsulares y a las islas del reino de Aragón. Ibrahim Comixa, viendo próxima a la armada aragonesa ofertó al responsable de las fuerzas cristianas, Pedro Bereterra "el Navarro", entregar la ciudad y retornar al cristianismo a cambio de sacar beneficio a la situación. Avisadas las autoridades musulmanas de sus tejemanejes, el gobernador argelino ordenó matar a Ibrahim Comixa acusándolo de traición.

Situación actual de Bugía en las costas argelinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario