El blason nazari y la Orden de la banda

Aunque el rojo es el color emblemático de la dinastía Nazarí, en
la Alhambra se puede encontrar el escudo combinando diversos patrones
cromáticos (azul, blanco, dorado, etc)
Fundada por Alfonso XI (1311-1350) en 1332, la Orden de la Banda había sido creada para premiar a un limitado número de señores de la corte de Castilla que demostraban un valor especial y habilidad en los usos caballerescos, jurando inquebrantable lealtad a su rey. La intención por la que fue creada era cimentar el poder real sobre la levantisca nobleza, dando derecho a los caballeros de vestir adornos de oro y plata. Los capítulos que regían la Orden estaban detallados en lo que respecta a prestar auxilio al monarca castellano, así como su presencia en el consejo real. Pedro I "el Cruel", rey de Castilla, incluyó a Mohammed V en la Orden de la Banda como símbolo de sus buenas relaciones diplomáticas entre ambos reinos, así como Juan II lo hizo con Yusuf IV posteriormente.

Los colores primitivos pueden verse en los escudos de la banda que aparecen en la techumbre de la iglesia de Santiago Apóstol de Ciudad Real, que es de la época del reinado de Alfonso XI. Sin embargo éstos fueron cambiando del original fondo blanco con una banda de tafetán carmesí, así como su importancia y carácter laico y caballeresco de la orden. Ya se considera extinta hacia 1474 cuando la Banda llegó a ser concedida a mujeres como divisa y entró en decadencia porque su prestigio se resintió.

Esta banda puede aparecer lisa, sin texto,
o llevando inscrito en ella el lema de la dinastía
como en esta safa nazarí

Azulejo con el escudo nazarí aunque se desconoce el lugar exacto
 donde estuvo, otro ejemplo más de cerámica en azul y blanco
 tan abundante en la Alhambra; en azulejos similares a éste
también está presente el dorado

Aquel escudo estaba intercalado con la divisa de la familia Real Nazarí لا غالب إلا الله o wa-lā gālib illà Allāh es decir “No hay más vencedor que Alláh”. Su utilización está documentada a partir de Muhammad ibn Nasr, primer rey nazarí, tal y como queda certificado por la numismática y partir de este momento fue utilizado por todos sus sucesores en el trono granadino. Esta consigna es el elemento que identifica a la monarquía nazarí, un símbolo de su poder que quedaba plasmado de forma repetitiva en todo tipo de obras patrocinadas o destinadas al soberano como en las yeserías de los palacios, en las columnas de mármol, en la vajilla real e incluso en los enterramientos podemos encontrar reflejado este lema.

Olambrillas con el escudo nazarí: las olambrillas
 son pequeñas piezas de cerámica que, combinadas con
los azulejos de mayor tamaño, ayudan a componer las
solerías y revestir los zócalos
Fragmentos de cerámica con la representación del escudo nazarí,
 pero en la banda cruzada de su interior, en lugar de encontrarse
escrito el lema de la dinastía nazarí, como sería lo habitual, hay
una epigrafía fingida, lo que demuestra que el artesano que
la realizó no dominaba la escritura árabe

Comentarios

Entradas populares