¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

sábado, 6 de abril de 2013

Alcazar del Genil



El Alcázar del Genil (Qasar al-Sayyid o "Alcazar del Señor"), también conocido como Palacio de Abú Said, era una propiedad de la familia Real Nazarí junto al río Genil o Sinyil, ubicado en la misma explanada donde el rey Boabdil entregó las llaves de la Ciudad de Granada a los Reyes Católicos el 2 de enero de 1492. Así mismo, fue la última morada de la reina Aixa, madre de Boabdil, quien la incluyó en un lote de construcciones vendidas a los Reyes Católicos, tras la Toma de Granada, por lo que también se le conoce al recinto como "Jardín de la Reina".

Aunque ha sido muy restaurado, conserva su estructura original con un cuerpo central -qubba-de 5 metros de lado por 10 metros de alto con una torre cubierta a cuatro aguas y dos pequeños alcobas o alhamias a los lados, de 2 por 4 metros, cubiertos con alfarje (techo plano de madera), a los que se accede a través de arcos gemelos (los dos cuerpos laterales, de dos plantas, fueron añadidos por el arquitecto Rafael Contreras en el siglo XIX).

Arcos geminados que comunican con
las alhamias o alcobas laterales
Los zócalos alicatados han desaparecido pero las yeserías con decoración vegetal, geométrica y epigráfica hablan del refinamiento y gusto de la corte de Yusuf I, aunque su construcción se realizó en el siglo XIII, durante el reinado de Al-Muntasir en el año 1218, en época almohade. El interior es iluminado por veinte arquillos (cinco en cada lado) con celosía en la parte superior, mientras que la cornisa de mocárabes policromados dan paso a una armadura de lazo que culmina el edificio central.

Vista del techo de la qubba central
El suelo original fue de ladrillo y cerámica vidriada (solería que recibe elalmorrefas) y sobre las puertas se pueden encontrar inscripciones epigráficas consistentes en alabanzas a Alá (como el conocido lema nazarí wa-la galib illa Allah = No hay vencedor sino Allah) o fragmentos del Corán, además de alabanzas a Yusuf I (quién lo remodeló a mediados del siglo XV), y sobre éstas dibujos geométricos policromados.

Fuente central interior

En el interior hay una fuente central con arriate, originariamente comunicada con un estanque (en parte descubierto en recientes intervenciones arqueológicas) situado en el exterior, a unos 150 metros, donde se cree que se celebraban naumaquias, o competiciones navales entre los príncipes musulmanes, simulando el ataque a embarcaciones cristianas. En la actualidad, las aguas de la fuente interior vierten a una fuente, original, rescatada en la última excavación que se llevó a cabo.

Fuente recuperada en la última excavación, aunque originariamente
la fuente interior comunicaba directamente con la gran alberca

Recientemente, durante las obras llevadas a cabo para la construcción del Metro de Granada, se ha encontrado la gran alberca, la mayor de cuantas hubo en Granada, donde se dice que se realizaban las naumaquias. Con objeto de evitar el desmontaje y corte de los muros, se procederá a la construcción de una bóveda anclada a la estructura general para custodiar la materia del pavimento interior y de la base de la alberca, poniendo en valor los restos arqueológicos hallados, integrándolos en la Estación de Alcázar del Genil.

Lugar donde supuestamente se encontraba la gran
alberca donde se celebraban naumaquias

Esta almunia o finca de recreo, se encontraba fuera del recinto amurallado de la Granada musulmana, rodeada de huertas y jardines, que hasta no hace mucho tiempo se regaban por la Acequia Arabuleila desde cerce del Puente Verde, y que Ibn al-Jatib comparaba con los brazaletes de una mujer y que Ibn Said reconocía por el perfume que al soplar difundía el aroma del clavo. 


Decoración policromada interior
Fue utilizada por la familia real granadina como "residencia de invitados" o dar al-diyafa llevándose a cabo en ella grandes recepciones: se cuenta que en él se hospedaron embajadores de los reyes cristianos y de los sultanes del Norte de África, como el infante meriní Abu Ishaq Ibrahim durante el gobierno de Mohammed II, así como el infante Don Felipe invitado por Mohammed I, fundador de la dinastía Nazarí, huyendo de la corte de Alfonso X. Su construcción asemeja a los kioskos-palacios persas, que se levantaban en medio de jardines, rodeados de fuentes y estanques, simbolizando el paraíso sufí.

En el Alcazar del Genil se hospedaron personajes ilustres
Tratando de recrear como sería el camino que llevaba esta finca de recreo en época musulmana, lo lógico era que, desde el límite meridional de la Medina de Garnatha, se atravesara el puente zirí del Genil a la margen izquierda del río y luego, pasando por el morabito que ahora es la Ermita de San Sebastián, se llegara finalmente al Alcázar del Genil.

Fue declarado como "Monumento arquitectónico-artístico" el 12 de Julio de 1922, y se puede visitar de lunes a viernes de 10,00 a 14,00 horas de forma gratuita. Tanto este como Darabenaz,  son los dos únicos ejemplos de edificios residenciales de la realeza nazarí situados a extramuros de la medina de Granada que han llegado en pie a la actualidad.

En la exposición "Arte y Cultura en Al-Ándalus", que se celebró recientemente
en el Palacio de Carlos V de la Alhambra, pude hacer un boceto (no permitían
fotografiar) de una maqueta del Alcázar del Genil de Granada. Se trataba de una
hipótesis del estado en que se encontraría hacia 1431,
fecha de la Batalla de la Higueruela
Esta reconstrucción estaba basada en documentación muy variada
de diferentes épocas (crónicas de viajeros, planos, dibujos, grabados, etc).
El diseño es de Manuel Casares Poral, Ángel Rodríguez Aguilera y José Tito.
Maquetista: Carl Nauclér

No hay comentarios:

Publicar un comentario