¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

lunes, 26 de mayo de 2014

Aliatar (1393 - 1483)

Monumento a Aliatar en Loja ataviado para la batalla,
sobre cuya vida existen más textos literarios
y leyendas que estudios de carácter histórico
Si Castilla tenía a Gonzalo Fernández de Górdoba, el Gran Capitán, Granada tuvo a Aliatar. De origen humilde, pero fuerte y astuto, Ibrahim Aliatar (Granada 1393 - Lucena 1483) enriqueció con el comercio de especias y por su coraje llegó a convertirse en el general más resolutivo del final del período nazarí; de ahí su nombre Alí al-Attar o Alí "el especiero". A pesar de sus riquezas, vivió con humildad, invirtiendo sus rentas en la defensa del reino de Granada, en la que personalmente participaba, alcanzando gran fama en toda la Península por sus hazañas contra los cristianos, a quienes  despreciaba por la pomposidad de las armaduras, plumas y ropajes, viéndolos ridículos y llegando a decir de ellos: "con la ayuda de Alá daré caza a esos emperifollados caballeros".

Rúbrica autógrafa de Aliatar
El mítico héroe de Loja formaba parte de un poderoso linaje familiar que llega a intervenir activamente en la vida política granadina, apoyando al clan de los abencerrajes en los acontecimientos políticos que llevaron a Yusuf V al trono de Granada en 1462.

Puente medieval de la pedanía lojjeña de Riofrío; implacable y sin pausa,
Aliatar contraatacaría en 1482 a las tropas cristianas de Fernando el Católico
mientras desmontaban su campamento, asediándoles hasta Riofrío

Siendo el Alcaide de Loja, la defendió en 1482 con tres mil soldados frente a cinco mil caballeros y ocho mil infantes dirigidos por Fernando el Católico, rey de Aragón que la atacó por sorpresa. Situando el real castellano en las colinas de Albohacén, el rey aragonés estuvo a punto de morir como lo hizo el maestre de Calatrava, Rodrigo Téllez Girón, a causa de una descarga de arpones envenenados lanzados por los musulmanes.  Por tal motivo las tropas cristianas se replegaron en dirección a Archidona, mientras que las disciplinadas tropas  de Aliatar le seguían ciegamente.

La espada de Aliatar se conserva en el Museo del Ejército

Gobernando Loja, siendo señor de Zagra, primer mayordomo de la Alhambra y alguacil mayor del reino, culminó sus aspiraciones al convertirse en suegro de Boabdil, casando a su hija Morayma de 15 años con el que sería el último rey nazarí.

Esta obra fundida en bronce del escultor de Antequera
Jose Manuel Patricio Toro, representa al último
caudillo de la alcazaba lojeña recibe al visitante
que accede a la fortaleza con aire desafiante

A pesar de ser temido en la frontera y que a a la campiña de Lucena -a una decena de kilómetros de Loja- la llamaban "la huerta de Aliatar", fue allí donde encontró la muerte en la misma batalla en que Boabdil fue hecho prisionero por las tropas cristianas en 1483. Era anciano pero se enfrentó con Alonso Ponce de León en el transcurso de la Batalla de Lucena que tendría dramáticas consecuencias para el reino de Granada.

Escena de la serie "Requiem por Granada", recreando la batalla
de Lucena, con el personaje de Aliatar, suegro de Boabdil

No hay comentarios:

Publicar un comentario