¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Biografía de reyes: Mohammed VIII (1417-1419 / 1427-1429)

Predecesor: Yusuf III
Sucesor: Ismail I

Mohammed VIII, llamado también con el apodo de al-Saguer o "el pequeño", sucedió a su padre Yusuf III -tras su muerte súbita el 9 de noviembre 1417- como primogénito. Su reinado se dividirá en dos períodos, caracterizados en cualquier caso como el comienzo de la descomposición del reino de Granada que acabaría con su desaparición en 1492. 

En el primer período que duraría catorce meses, desde 1417 a 1419, Mohammed VIII contaba con ocho años de edad y era aún menor de edad por lo que fue su alguacil Amín o Alamín quien gobernó en su nombre. Esto despertó los recelos de la ambiciosa y poderosa familia de los Abencerrajes.

En 1419, el poderoso clan de los Abencerrajes, como si de una guardia pretoriana del Imperio Romano se tratase, da un golpe de Estado poniendo el trono granadino en manos de un nieto de Mohammed V y primo de Yusuf III que será conocido como Mohammed IX. Mientras, Mohammed VIII huye junto a su partidarios legitimistas, la familia Bannigas.

Ocho años de reinado de Mohammed IX bastaron para que Granada pidiera el regreso de Mohammed VIII. Una turba de sediciosos asaltaron La Alhambra lo que obligó la huida del usurpador con lo que Mohammed "el pequeño" ciñe por segunda vez la corona el mes de enero de 1427.

En esta segunda ocasión renueva su gabinete de hombres de confianza, rodeándose de sus partidarios, entre los que se encontraban sus primos hermanos: Yusuf y Saad (nietos de Yusuf II). Para celebrar su regreso, y como contrapunto al período oscuro del reinado del usurpador, se montaron justas ecuestres en la plaza de Bibarrambla en las que el mismo rey, que montaba a caballo muy bien, se puso al frente de una de las cuadrillas y se lució jugando con su caballo entre los aplausos del pueblo. 

Recuperado el favor del pueblo y la nobleza, Mohammed VIII se empleó a renovar las treguas con Castilla que estaban a punto de caducar, aunque sólo fueran por un corto período. Juan II de Castilla firmaba dicho acuerdo con Mohammed VIII, pero apoyaba a los Abencerrajes ya que buscaba la disputa interna en un reino que quería hacer para sí.

Los Abencerrajes, con el apoyo de Castilla y de Fez, pusieron rumbo a las costas de Granada para expulsar a "el pequeño" por segunda y última vez del trono. Mohammed VIII iba perdiendo seguidores que se pasaban al bando de Mohammed IX y de los Abencerrajes, por lo que decidió parapetarse en La Alhambra hasta que cedió con su rendición, negociando un cautiverio en el Castillo de Salobreña en la primavera de 1430, sin embargo sería ejecutado en abril de 1431.

En el castillo de Salobreña, Mohammed VIII fue ejecutado para evitar
que volviera a recuperar el trono por segunda vez

No hay comentarios:

Publicar un comentario