¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

martes, 1 de marzo de 2016

La búsqueda de los restos de Boabdil

La historia escrita por los conquistadores de Granada no fue muy benevolente con el último de sus reyes, Boabdil, al que se tachó de cobarde hasta por su propia madre Aixa reprochó la pérdida del reino nazarí.

Siguiendo el trabajo de investigación que desarrollaron hace más de dos años para encontrar la tumba del último rey de Granada, financiado por el emiratí Mustafá Abdulrahman -asesor cultural de la familia real de los Emiratos Árabes Unidos-, encabezada por el antropólogo forense Francisco Etxeberría Gabilondo, presidente de Aranzadi (Sociedad de Ciencias) y por el cineasta Javier Balaguer quien prepara un documental y un largometraje sobre el tema, con el apoyo de la Universidad de Granada.

Poder encontrar sus restos es un trabajo apasionante, el objetivo de este trabajo es reivindicar la figura de un rey vilipendiado, cambiar esa historia bastante negativa sobre Boabdil. Sino se hubiera entregado la ciudad, lo que se calificó como un acto de cobardía, probablemente habría sido arrasada como sucedió con Málaga. Hoy en día no habría llegado el Albaicín, ni La Alhambra, referencia de la arquitectura mundial. 

Un año después de la entrega de la ciudad de Granada, su último rey nazarí se encaminó hacia el puerto de Adra y una vez allí, con una flota compuesta por tres barcos al mando de Íñigo de Arrieta -una nao, una carraca y una carabela- transportaron a un séquito de 1120 personas hasta el puerto de Cazaza -destruido por los españoles en 1532-, población a poniente del cabo Tres Forcas, a unos 15 km de Melilla. Desde aquí Boabdil se dirigió a Fez y allí fijó su residencia, apartado de la vida política aunque haciendo de consejero del sultán de Fez. Boabdil vivió en Fez cuarenta años, hasta 1533.
472 kilómetros distan entre Granada y Fez, último destino de Boabdil
Tras varios años de investigación documental, a través de un historiador que ciento cincuenta años después de su muerte, Al Maqarri, escribió su historia. Arabistas y arqueólogos corroboran que la tumba de Boabdil se encuentra en Fez, en una construcción -una mussala- donde se encuentra la tumba de un santón, un imán conocido como Sidi Belkasem, junto a lo que hoy se conoce como Bab al Mahruq o Puerta del Quemado, con la intención de que no fuera profanada.

Mausoleo donde se creen descansan los restos de Boabdil

Al margen de esta investigación, La Asociación Memoria de los Andalusíes ha denunciado el estado en que se encuentra el mausoleo, un espacio solitario a las afueras de Fez, frecuentado por mendigos, cubierto por heces y orinas y desechos de todo tipo.

Se han realizado unas pruebas bastante positivas, y el sitio es muy prometedor, pues se han encontrado dos niveles de enterramiento -identificado por georradar-, con lo cual están esperando los permisos del gobierno de Marruecos, en particular del Ministerio de Asuntos Islámicos, para poder confirmar que se trata de Boabdil. Para ello exhumarán los restos y se datarán con carbono 14, así como comprobar las características de los restos para tener una referencia. Otra línea, el ADN, es más complicada de afianzar ya que no se tiene definido si su hermana o hija, llamada Aixa, se quedó en España y tuvo una relación con Fernando El Católico, con quien tuvo un hijo llamado Miguel Fernandez Caballero de Granada, y de ese linaje se ha llegado a los probables descendientes, un hombre aún vivo y residente en México.

Existe además la posibilidad de buscar más restos del padre o el abuelo de Boabdil, que se saben enterrados en el castillo de la localidad de Almuñécar, cerca de Granada, como asegura por su parte Abdulrahmán.

Tras la documentación de todo este trabajo, existe un proyecto de documental y otro de largometraje, esperando que se confirme el descubrimiento para poder realizarse y ser mostrado; el autor de su guion, por cierto, es el escritor Antonio Soler quien publicó la novela histórica sobre el personaje, "Boabdil, un hombre contra el destino".

No hay comentarios:

Publicar un comentario