Bab Qastar o Puerta de Castro

Los arqueólogos tenían constancia histórica de la presencia de una entrada
a la ciudad en este lugar aunque no esperaban encontrar ningún resto
En la Alcazaba Qadima se construyó una puerta de acceso que constituye un gran ejemplo de este tipo de arquitectura en época taifa. En el período nazarí se llamó puerta del Castro o Bab Qastar aunque en el siglo XVI pasó a ser conocida como portillo de San Nicolás o puerta de Hernán Román, como es más conocida en los libros. Fue en 1752 cuando se erigió en su interior la ermita de San Cecilio.

Hernán Román fue un supuesto propietario de unos huertos cercanos a
esta puerta durante la primera mitad del siglo XVI, aunque otra hipótesis dicen
 que este nombre es una corrupción de la expresión
Hisn al-rumman o "Fortaleza de los granados"

La puerta del Castro, construida con  sillares a soga y tizón al estilo califal, se abrió entre gruesas torres que flanqueaban un arco de medio punto muy esbelto (de casi 6,5 metros de altura)  y su interior estaba cubierto por una bóveda semicilíndrica de piedra de la Malaha, así como las paredes interiores y algunas esquinas. Daba acceso a la ciudad por el norte aunque dejó de utilizarse tras la conquista y en los años previos su uso era residual, más como un portillo que una puerta.

La puerta se abre entre dos gruesas torres de
argamasa de cal con cantos rodados en su interior

Comentarios

Entradas populares