¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

viernes, 19 de diciembre de 2014

La cantera de La Alhambra

La Alhambra se emplaza en la cima de la Sabika,
una colina de casi 100 metros de altura, dominando la
llanura granadina y rodeada de pendientes por los tres lados,
protegiéndola de posibles ataques
La ciudad a la que los granadinos nazaríes llamaron al-qalat al-Hamra, el Castillo Rojo, según dicen por el color de la arcilla con la que fue levantado, roja como la sangre brillante bajo el sol. También le llamaron ma'gil al-Hamra o refugio rojo o fortaleza roja.


La geografía de la zona es perfecta para construir una fortaleza,
protegida por las montañas de Sierra Nevada al norte y sobre
una colina arcillosa que proveerá de material para su construcción
Mohammed I mandó la construcción de La Alhambra
en el siglo XIII, partiendo de una construcción fortificada anterior
La construcción de La Alhambra fue una declaración para su pueblo, los reyes nazaríes podrán protegerlos pero también avisando que eran sus poderosos gobernantes. Construir una enorme fortaleza sobre un precipicio utilizando únicamente herramientas primitivas no era tarea fácil. Sin embargo tienen la fortuna de contar con una sustancia en el mismo barranco que sirve de defensa y que hizo posible la construcción de La Alhambra.

Bajo la Torre de la Vela, un corte en la pendiente de la Sabika
rebela la sustancia que hizo posible que se levantase la Alhambra
Los obreros que construyeron La Alhambra utilizaron una
técnica similar a la que utilizaron en Marrakech para
levantar sus murallas, la misma que utilizan actualmente
por medio de tapial, montando un encofrado en cuyo interior
apelmazan la tierra arcillosa y humedecida
Uno de los secretos de la construcción de La Alhambra es este material, el famoso conglomerado Alhambra: una mezcla de arcilla, arena y piedra. Un puñado de este material mezclado con agua hace que la arcilla comience a pegarse permitiendo que se moldee.

Un foto en detalle de la tierra roja sobre la que se levanta
La Alhambra; este increíble antecesor del cemento permitió
a los hispanomusulmanes granadinos construir
una solida base de hormigón para la Torre de La Vela

De este modo los obreros hispanomusulmanes granadinos disponen insitu de una fuente inagotable de materiales que les permitió llevar las obras de construcción a buen ritmo y mantenerse cerca de la fortaleza que construían, sin necesidad de transportar grandes cantidades de piedra recorriendo largas distancias.

Vista de la cantera que sirvió para construir la
fortaleza de La Alhambra
A pesar de la pobreza del material, se consiguió levantar una imponente ciudad-palacio-fortaleza que ha durado hasta la actualidad, en un entorno de gran belleza que aún hoy día nos sorprende y agrada a nuestros sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario