Tocar la Alhambra


Lado del poste con ejemplos
de madera para tocar
Felicito a los gestores del patrimonio alhambreño por esta genial idea: desde ahora La Alhambra se puede tocar! No es necesario palpar las piezas originales que componen el legado artístico de los palacios de la Sabika para captar las sensaciones que producen dichos materiales. Y lo que es aún mejor, los visitantes con visibilidad reducida podrán sentir las formas y las texturas que la vista permite disfrutar sólo en  parte.                                                                                                                  
Estudiando aprendí que la escultura es un arte, que a diferencia de la pintura, no ha sido creada sólo para valorar con la vista, sino también con el tacto. Sin embargo los museos, por obvias medidas de conservación, no permiten que los visitantes toquen las piezas expuestas. Sin embargo existiría la posibilidad de crear fieles reproducciones de las mismas para saciar dicho impulso, aunque su coste desmotiva a desarrollas esta opción.

Ejemplo de pieza de yesería

A lo largo del recinto de la Alhambra se han desplegado una serie de "puntos táctiles" explicando, en inglés, francés y español, los materiales y su conservación: yeso, madera, alicatados y piezas de mármol. De ese modo se toma conciencia durante la visita de la fragilidad de los materiales y su desgaste. Y es que una persona toque una pieza no importa, pero si lo hacen miles de personas al día sí.

En los últimos años varias personas han intentado realizar una inscripción en algún rincón del recinto nazarí, lo que además de ser una falta de respeto al legado de la historia, una infracción penal que puede ser condenada hasta con tres años de prisión por el alto grado de protección que el monumento tiene ante la ley.

Reproducción de una pieza de mármol

Comentarios

Entradas populares