¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

lunes, 22 de julio de 2013

Biografía de reyes: Abu Nasr, Saad (1454-1464)

Predecesor: Mohammed X
Sucesor: Muley Hacen

Tras un período turbulento en la monarquía nazarí bajo la figura del rey Mohammed IX y el breve reinado de Mohammed XI, interviene la influencia poderosa de los Abencerrajes que deponen a este último y a petición de Castilla proclaman en Archidona a Saad como nuevo monarca del Reino de Granada. El nuevo rey, al que unos le llamaban Zad, otros Çad y que los castellanos apodaban como Ciriza o Ariza, pertenecía a la dinastía nazarí por ser nieto de Yusuf II y bisnieto de Mohammed V. Pasará a la historia como un rey bondadoso con su pueblo.

Su primer reinado fue corto, ascendiendo al trono con 55 años, tan sólo unos meses, al ser expulsado de Granada a finales de 1454 o comienzos de 1455 y marchó a Casarabonela en Málaga. Tenía tres hijos: Muley Hacén que debió nacer en 1436, Mohammed El Zagal y Yusuf que murió con diecisiete años por una epidemia de peste.

Desde allí solicitó ayuda a Castilla donde Enrique IV acababa de ocupar el trono, y como garantía de compromiso de vasallaje envió a su hijo Muley Hacén a la corte castellana. Mientras tanto Mohammed X que había recuperado el trono de Granada y que estaba enterado de los acuerdos de Saad, empuñó las armas al tiempo que los ejércitos cristianos daban la vuelta hacia Castilla al llegar a Íllora. Sin embargo Mohammed X apodado "el chiquito" abandona Granada en agosto de 1455 buscando refugio en la Alpujarra y Saad vuelve a recuperar el trono.

El depuesto Mohammed X es capturado junto a su familia, entre los que estaba su esposa Aixa (hija de Mohammed IX "El Izquierdo") y futura esposa de Muley Hacén, su captor. Conducidos a La Alhambra, es degollado por los hijos de Saad en una sala cercana al Patio de Los Leones.Tras su muerte Muley Hacén se casó con su viuda. Sin rivales al trono vivieron 7 años sin luchas.

Muley Hacén manejó el poder militar durante el reinado de su padre; a él se deben también grandes obras de enorme utilidad para la agricultura granadina, preparando las tierras del Cerro del Sol para el cultivo -perforando una galería subterranea y conduciendo las aguas de la acequia de La Alhambra- ya que la Vega estaba siendo atacada por los castellanos continuamente.

Vistas de la actual ciudad de Granada desde los campos del Cerro del Sol

Al mismo tiempo Saad firma una tregua con Castilla en 1455 declarándose vasallo de Enrique IV... hasta que un señor nazarí de la frontera atacó el castillo de Solera, en Jaén. Castilla respondió atacando la costa malagueña entre 1455 y 1458 capturando botines de guerra y negociando abusivos tratados de paz con Granada para garantizarse el pago de unas parias que arruinaban el tesoro real nazarí e indignaba a  granadinos de todas las clases sociales (Saad tuvo que vender terrenos en la Vega, fincas en el Marquesado del Cenete y tiendas en la Alcaicería) por lo que la revuelta popular estaba a punto de estallar.

Sólo un inciso, el rey castellano Enrique IV, hermano de la futura Isabel La Católica, fomenta frecuentes correrías en tierras musulmanas, dirigidas torpe y burdamente; en una de ellas, en 1456, el obispo-guerrero don Gonzalo de Zuñiga fue capturado, encadenado y conducido a la Alhambra. Se dice que con el rescate obtenido por su liberación se construyeron las murallas exteriores que aún subsisten en la colina del cerro de San Miguel, lo que hoy se conoce como la "cerca de don Gonzalo"

Marcado con una línea roja discontinua aparece la "cerca de don Gonzalo"
vista desde el Patio del Mexuar de la Alhambra

La cerca vista desde Plaza Nueva


La cerca vista desde el Llano de La Perdiz
Volviendo al punto de la rebelión que habíamos dejado nos encontramos con los Abencerrajes, que patrullaban las fronteras del reino nazarí y defendían el territorio, quienes se presentaron desafiantes ante los palacios de Saad agitando sus banderas, contagiando a otros nobles y al pueblo. En respuesta, los alfaquíes partidarios de Saad decretaron bajo pena de muerte que los granadinos salieran en defensa de su rey, lo que enfureció más al pueblo. 

Entonces Muley Hacén, siendo aún príncipe, planeó anunciar la abdicación de su padre y los Abencerrajes estaban invitados a asistir al acto de renuncia. Sin embargo lo que les esperó en La Alhambra fue la muerte. Algunos líderes de los Abencerrajes pudieron huir pero está estratagema consiguió acallar las voces de protestas.

Los Abencerrajes acogidos en la corte de Castilla encontraron en un miembro de la familia real nazarí llamado Ismail una alternativa a Saad. Fue entonces cuando el duque de Medina Sidonia y el conde de Arcos asestaron un duro golpe a Saad en agosto de 1462 cuando toman Archidona y Gibraltar, produciéndose un nuevo motín en el reino contra Saad a la vez que Ismail ganaba  más partidarios.

En septiembre de 1462 Saad se vio obligado a marchar a Íllora para que Ismail fuera coronado como el monarca número veintiuno de La Alhambra aunque no lo será por más de cuatro meses. Dos años más tarde Saad sería depuesto por su hijo Muley Hacen y enviado a Almería donde moriría al año siguiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario