¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Aljibe de San Miguel

Portada del aljibe de San Miguel (siglo XIII)

Situado en la Plaza de San Miguel Bajo, en el barrio del Albaicín de la ciudad de Granada, este aljibe esta adosado a la fachada de la iglesia del mismo nombre que fue levantada sobre las ruinas de una mezquita que hasta la tercera década del siglo XVI ocupaba ese lugar y cuyo nombre se desconoce, pero que tendría vinculación con este aljibe.

El aljibe, con capacidad para almacenar 90 metros cúbicos de agua, data del siglo XIII, el comienzo de la dinastía nazarí, y cuenta con una portada de ladrillo visto y un arco de herradura muy apuntado que descansa sobre columnas de piedra reutilizadas de origen romano. Un arco rodea y corona la portada con la finalidad de evitar que el peso de la fachada de la iglesia caiga sobre el mismo. 

El interior del aljibe, cuyo suelo esta cubierto por baldosas de barro cocido de tres tipos, presenta dos zona perfectamente distinguibles: una como un callejón de directriz quebrada y de 4,80 metros de longitud cubierto por tres bóvedas (una de medio cañón, la segunda de cuarto de cañón, y la tercera esquifada en uno de sus testeros) de ladrillo que aún conservan el enlucimiento y que en uno de los trechos de la cubierta cuenta con un agujero redondo para sacar agua desde el interior de la iglesia; mientras que la otra zona es una sala casi rectangular (5,53 metros) que cuenta en el centro con un pilar, también rectangular, y cubierta por cuatro bóvedas de medio cañón que se cortan entre sí en las diagonales, también de ladrillo y enlucidas, y cuya boca lo forma un arco escarzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario