¿Qué era el Reino Nazarí de Granada?



El Reino Nazarí de Granada (s. XIII-XV) fue una formación política medieval que ha trascendido fronteras a lo largo de los siglos gracias a la gran herencia patrimonial que dejó, con La Alhambra como paradigma arquitectónico, sede política y residencial, a pesar de su reducida extensión territorial comparado con el mundo islámico de su época o con el que había abarcado siglos antes al-Andalus dentro de la península Ibérica, ocupando las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería, junto con la zona meridional de la de Jaén y parte de Cádiz.

sábado, 25 de enero de 2014

La Rawda Real de La Alhambra: el descanso de los restos de los Reyes Nazaríes

Hace aproximadamente una década, a raíz de las obras de la autovía de la costa, vieron la luz un cementerio musulmán, pero no uno cualquiera, sino los restos de los antepasados del rey Boabdil que el último rey nazarí se llevó de la Rawda de la Alhambra después de la toma de Granada. Sin embargo se trataba de las ruinas de unas casas donde afloraron unas tumbas pero no se puede confirmar que fueran los reyes nazaríes.

La Rawda Real de la Alhambra se encontraba a las espaldas
del Palacio de los Leones, donde tres espacios marcados
recuerdan donde fueron hallados los restos humanos
de personas que pudieron pertenecer a la familia real nazarí.

Boabdil había recibido un feudo en Laujar hacia el que marchó, pero antes de partir dió orden de levantar el Cementerio Real de la Alhambra para evitar que sus ancestros quedaran en tierra cristiana, sin embargo unas excavaciones arqueológicas revelaron el cadáver de una mujer ¿de quién se trataba? Al llegar a Mondújar mandó construir un nuevo cementerio en un sitio tan secreto que hasta la fecha no ha sido encontrado. Para empezar Mondújar marca la duda porque existen dos poblaciones con este nombre próximas a Laujar de Andarax y en el Valle de Lecrín.

Según consta en el folio 28 del libro de Apeo (1577) de Mondujar,  los restos de los sultanes Mohammed II, Yusuf I y Abu Saad, fueron enterrados en la rauda de la mezquita de Mondújar. Pero existen numerosos documentos y referencia que atestiguan la existencia de la rauda real de la familia nazarí en Mondújar, como el de Juan Jusepe de Herrera, vecino de Béznar que testificó lo siguiente en 1549:
"Dixo que la dicha fortaleza de mondújar es muy ymportante para la guarda y seguridad de todas las alpuxarras y val de lecrin porque está en parte de donde puede amparar a el dicho val de lecrín y defender la dicha alpuxarra; como cosa tan importante están trasladados al pie de la dicha fortaleza, en una haça que se llama la rrauda, todos los cuerpos de los reyes de moros que fueron de granada al tienpo que fue de moros y después la rreyna horra mora se truxo desde andarax, después de entregada la çibdad a los señores rreyes católicos, de goriosa memoria, a enterrar a dicha rauda, lo qual es cosa notoria e çierta, y la causa de trasladarse allí los dichos cuerpos fue pretender el rrey moro que se dezía el chiquito que se le diese la dicha fortaleza para su morada y aposento…”

También Manuel Gómez-Moreno recogió un texto que data de 1529 y que se conserva en los archivos de la Alhambra, según el cual, los restos de la esposa de Boabdil, llamada Morayma, y de los reyes nazaríes se encuentran en Mondujar, pero estos datos nunca han podido ser confirmados por excavaciones arqueológicas. Otra posibilidad es que el Mondújar sea el almeriense, una localidad que se encuentra en el camino entre Laujar y Adra, puerto desde el que el último rey nazarí marchó a Fez, pero nunca se ha investigado ni hecho excavación arqueológica alguna.

Entre 1925 y 1926 fueron descubiertas por Torres Balbás las fosas
 en las que se encontraban las tumbas nazaríes en la zona de la Rawda

Según el catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Granada, Antonio Malpica, el ritual que seguía a la muerte de un rey nazarí era el siguiente. Se lavaba el cuerpo del difunto tres veces para su purificación y a continuación se amortajaba con tres telas blancas de algodón perfumadas con alcanfor. El cadáver del monarca era colocado en una especie de qubba, en un espacio que hay detrás del Patio de los Leones, con la intención de hacer pública su muerte, cubierto por una sábana o lienzo de color blanco, con el que serían enterrados de costado y orientados al sureste, hacia la Meca, marcando la tumba con una macabrilla (en el Museo de la Alhambra se conservan algunas de las lápidas reales, con inscripciones sobre la historia del rey al que pertenecía).

Escena procedente de la serie "Requiem por Granada", emitida
en 1991. Los cuerpos que iban a ser enterrados se amortajaban
y cubrían con un lienzo blanco, color de luto hispanomusulmán

La localización de las tumbas de los reyes nazaríes sigue siendo un misterio, un misterio que posiblemente nunca sea desvelado pues no sabemos si realmente Boabdil se llevó los restos de sus ancestros cuando marchó a Fez o si los dejó en la península.

No hay comentarios:

Publicar un comentario